martes, marzo 29, 2011

Para ver si...

Por si alguien tiene curiosidad; esto dice el artículo 31 de la Ley del Gobierno de Andalucía:

"Deber de secreto
1. Los documentos que se presenten al Consejo de Gobierno tendrán carácter reservado hasta que el propio Consejo de Gobierno acuerde hacerlos públicos.
2. Las deliberaciones del Consejo de Gobierno, así como las opiniones o votos emitidos en él, tendrán carácter secreto, estando obligados sus integrantes a mantener dicho carácter, aun cuando hubieran dejado de pertenecer al Consejo de Gobierno."

La juez Alaya ha pedido las actas de los consejos de Gobierno de los últimos 10 años, algo a lo que la Junta de Andalucía se ha negado, aunque no a facilitarle toda la documentación existente sobre acuerdos concretos de ese órgano.
¿Para qué quiere esta señora todos esos documentos, que la ley declara reservados y secretos? A un lego en derecho como yo le parece una actuación casi inquisitorial, al estilo de la tristemente célebre "Causa General" tras la guerra civil, en busca de supuestos delitos, e iniciada no a partir de la denuncia de hechos concretos supuestamente delictivos, sino para ver si encuentra delitos en la actuación global de los gobernantes andaluces. ¿Cómo se puede defender una persona o una institución de una acusación que no existe o que es secreta?
Además, no se puede olvidar que se trata de un Gobierno fruto de la voluntad popular, legítimamente constituido y beneficiario de la presunción de legalidad en sus actos, y no de un grupo de facinerosos.
Al margen del conflicto entre poderes del Estado -jueza y Junta lo son- que se está configurando, resulta difícil (o fácil) imaginar el volumen de expedientes y documentos que habrá estudiado el Consejo de Gobierno en diez años, a razón de más de 45 reuniones cada año. Si se remitieran al juzgado, esos centenares de miles de folios se unirían a los 150.000 folios de los expedientes del "caso Ere" que ya ha enviado la Junta a la jueza, con la información que ha pedido y también con el resultado de la investigación abierta por la Consejería de Empleo. El análisis inquisitorial de todo este material requeriría la colaboración de decenas de expertos -los acuerdos del Consejo de Gobierno abarcan todas las materias imaginables- y miles de horas de trabajo, y el secuestro de la actividad del juzgado durante tal vez años.
Y todo "para ver si..."

sábado, marzo 26, 2011

La vocación totalitaria de Apple

Me había presionado tanto la publicidad que ayer estuve a punto de acercarme a El Cortinglés para toquetear y valorar el Ipad2. Por fortuna, leí la prueba que le había hecho la gente de El País y se me quitaron las ganas: el aparato estrella de Apple sigue sin tener USB ni lector de tarjetas ni acepta Flash, y para sacarle partido a varias de sus prestaciones debes tener un ordenador de la misma casa. Una fortunita. El admirable por tantos conceptos Steve Jobs demuestra con esto que tiene una vocación comercial totalitaria y excluyente, similar a la que durante tanto tiempo distinguió a Microsoft. Me puede esperar sentado.

http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/iPad/llega/Espana/elpeputec/20110325elpeputec_5/Tes

sábado, marzo 19, 2011

Marisquicidio o mariscatombe

Es lo que pasa. La insistente novelería de las radios y la propia del personal nos ha hecho madrugar hoy a los gaditanos, que hemos ido en procesión a  la playa para contemplar "los fondos y las especies marinas nunca vistos" que iba a dejar a la vista la gran marea de la luna de primavera. Realmente, no era para tanto, pero con toda seguridad será uno de los acontecimientos más fotografiados de este San José de 2011, 199 aniversario de la Constitución de 1812, por si se le ha olvidado al amigo lector.
Como daño colateral, centenares de mariscadores aficionados han invadido los roquedales, provocando el previsible marisquicidio o mariscatombe, elíjase el término que se prefiera.
¡Viva la Pepa!

Al fondo, manadas de mariscadores en las rocas cerca de El Chato

Manadas de mariscadores a la altura de plaza Asdrúbal

Las grandes mareas anunciadas

Baja máxima, a las 08:47 h
Alta máxima, las 14:58


viernes, marzo 11, 2011

Torrente 4, inmersión total en lo cutre

Santiago Segura se ha ganado el sueldo en "Torrente 4", una inmersión total en lo cutre o "coger el toro de la zafiedad por los cuernos", como ha escrito Jordi Costa . Acabo de verla y me lo he pasado francamente bien, aunque con el 3D las imágenes resultan algo oscuras. A la salida, una empleada del cine pretendía que le devolviera las gafas de 3D, un trasto de plástico de un solo uso. Incomprensible, a no ser que teman que los espectadores nos las guardemos para colarnos en otra peli de esas características (es un multisalas con un acceso común a todas). País de caspa y torrentes por la calle...

martes, marzo 08, 2011

Eso no se hace, don Luis

A pesar de la tarde de perros que hace en Cádiz, acudo a la invitación de la Comisión del Bicentenario: un "diálogo sobre la libertad" entre Felipe González y el presidente de Prisa Radio (Cebrián se ha caído del cartel por enfermedad) en el Museo de Cádiz. 
Para qué me he molestado: la Policía nos impide a mí y a decenas de personas entrar porque "el aforo está lleno". 
Echo un vistazo por encima del hombro del amable agente y veo que todos los asientos están ocupados: multiplicando las filas y las columnas, unas 160 personas como mucho. Lo normal es que en los conciertos y conferencias de relumbrón se duplique esta cantidad, porque el Museo pone sillas adicionales de sus despachos y, a la vez, permite que estén de pie los que se quedan sin asiento. Hoy, no. Da la impresión de que se trata de un "acto institucional", y no de una celebración. Seguro que estaban allí todos los que pintan algo en la Administración del Estado o de la Junta, además de la plana mayor del PSOE, por lo menos. Ciudadanos de a pie habrán entrado pocos. Habrá que esperar a ver las fotos.
Da igual. Lo que fastidia es que tanto el Bicentenario como la Asociación de la Prensa habían inundado Cádiz de invitaciones, creando expectativas que se han visto frustradas. Gasto inútil. ¿Tanto cuesta hacer una estimación previa de la potencial asistencia y, en casos como este, de gran interés, alquilar un local con más capacidad?
Cosas así no se hacen a la ciudadanía, querido Luis Pizarro.